jueves, 31 de marzo de 2011

LA MUJER DE AYER, DE HOY Y DE MAÑANA.


 LA MUJER DE HOY, APRENDE DE SU PASADO Y TRANSFORMA SU FUTURO...
La mujer de ayer se relegaba a ser esposa y madre.  Sin tener derecho a tener un trabajo o conseguir un sueldo superior al de un varón.
La mujer de ayer no podía votar o tener una propiedad.
 El papel de la mujer de ayer en la cultura ha cambiado en medida a los tiempos y la lucha constante de la mujer misma por hacer el cambio.
A pesar de que en los últimos años el papel de la mujer dentro de la sociedad ha ido en aumento y con aceptación por parte de la comunidad masculina, aún existe el maltrato, la desigualdad en cuestión a salarios y puestos de trabajo por el simple hecho de ser mujer.
En países  como el medio Oriente se da casos de maltrato hacia la mujer, donde algunas mueren lapidadas como parte del castigo que merecen por delitos en contra del varón, entre ellos la infidelidad. En otros como África, miles de niñas son castradas como parte de la cultura del país. En China, las mujeres son una carga para la familia. Por lo que muchas niñas son dejadas morir desde el momento de nacer y más aún por la ley de dos hijos por familia, donde si se debe escoger, se prefiere al varón que a la niña.
En nuestro país, aún existen comunidades donde las mujeres viven en el ayer, donde son vendidas al mejor postor desde niñas a cambio de licor o ganado. Donde no tienen derecho más que servir en el hogar y tener hijos.
 La mujer de ayer era señalada si no tenía hijos. La mujer de Hoy, es mujer por el simple hecho de ser mujer, no por tener hijos.
Lamentablemente la mujer de hoy no aprovecha las oportunidades que  han logrado conseguir las mujeres de ayer. La mujer actual enfrenta mayores retos que la mujer de ayer.
 Cuando la mujer de ayer no tenía derecho de estudiar, muchas jovencitas dejan los estudios por “seguir” el boom de la juventud, debido a que como mujeres hemos olvidado orientar correctamente a nuestras hijas para ser mujeres del futuro, preparadas a los nuevos retos.
Cuando la mujer de ayer no tenía derecho de trabajar y tener un sueldo propio; la mujer de hoy ha descuidado su hogar por confundir ser “Igual” al hombre y descuidar a los hijos, y su relación de pareja, por “su trabajo”.
Ante esto,  la mujer de Hoy debe tener visión al futuro. Debe a pesar de lo complicado de su trabajo, ser madres, esposas y profesionales.
Ser profesional no significa dejar de ser mujer.
Con los nuevos retos, somos las mujeres de hoy quienes podemos hacer diferencia en el futuro.
 Las mujeres de Hoy debemos educar a los hijos varones con disciplina e igualdad con las hijas, para que no sean en el futuro hombres machistas, golpeadores de esposas y padres desobligados.
Somos las mujeres de hoy, quienes debemos educar y orientar a las hijas a comprometerse con su futuro, formándolas con valores y metas, que les permita vislumbrar más allá de solamente tener “Un novio”, sino ser mujeres profesionales, que  realicen cambios que mejoren su mañana.
Somos las mujeres de hoy quienes debemos estar comprometidas con mejorar la calidad de vida familiar  y fomentar un futuro sano para nuestros hijos.
Somos las mujeres de hoy, quienes debemos continuar preparándonos como profesionales, alcanzando metas propias, que sean un orgullo para la familia.
Somos las mujeres de hoy, quienes rompemos la cadena de maltrato y violencia familiar. 
Somos las mujeres de Hoy, quienes sin una pareja que nos apoye sacamos adelante a los hijos con un trabajo digno, dándoles ejemplos sanos de superación profesional.
Somos las mujeres de hoy quienes conducimos a los hijos a un sano desarrollo espiritual y quienes somos el brazo fuerte del esposo y la voz de la sabiduría en los hijos.
La mujer de hoy no se da por vencida ante los retos y las injusticias.
La mujer de Hoy, Trabaja, lucha, transforma y cuida su hogar.
La fuerza de la  mujer de Hoy es no se compara con la fuerza del varón, pero que saca fuerzas de donde no las hay, si se trata del cuidado y protección de los hijos. Esta misma fuerza es la que nos permite lograr cosas que no nos imaginábamos.
La mujer de hoy debe evitar involucrarse en actos de violencia como lamentablemente vemos en la actualidad, donde el papel de la mujer se ve unido a la delincuencia,  maltrato, secuestro, soborno y homicidio.
La mujer de hoy no debe olvidar que el feminismo (la lucha de igualdad de los derechos entre la mujer y el hombre), no quita el ser femeninas.
¡LA MUJER DE HOY APRENDE DE SU PASADO Y TRANSFORMA SU FUTURO!
¡8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER!

No hay comentarios:

Entrada destacada

VENCIENDO AL ENEMIGO.

¿Alguna vez has tenido un enemigo?, ¿o has sentido que alguna situación en particular te incomoda al grado de quitarte el sueño? He aquí...